Cocinar recetas más saludables

Cocinar más saludable

Uno de los objetivos más comunes que tenemos todos es el de cocinar más saludable. Ésta es una tarea que parece compleja, pero muchas veces tenemos los recursos necesarios a mano para poder conseguirlo. Como suelo decir habitualmente, solo necesitamos organización y ganas de hacerlo mejor.

¿Me acompañas?

Cocinar más saludable, apuntes previos.

Para poder alcanzar nuestro objetivo de cocinar más saludable, tenemos que incluir frutas y verduras en nuestra dieta y optimizar nuestros recursos de cocinado.

Cuando hablo de optimizar recursos, me refiero a métodos y técnicas de cocina y a nuestros utensilios. Y es así, porque podemos hacer que todas las formas de cocinar sean más saludables.

Por ejemplo, podemos conseguir frituras más saludables si sustituimos la freidora tradicional por una freidora de aire. Además, comprando más verduras y frutas, menos cantidad de carne y cocinando con menos aceite también podemos lograrlo.

Cómo conseguir recetas más saludables.

Como decía antes, un primer paso para cocinar más saludable es aumentar el peso de frutas y verduras de proximidad en nuestra cesta de la compra. Y para esto no hay excusa, ya que en cualquier sitio que hagamos la compra podemos encontrar este tipo de productos. Si queremos apoyar a los productores locales, también hay tiendas de barrio y pequeños agricultores que venden por su cuenta.

El aumento de frutas y verduras frescas hará que baje obligatoriamente la cantidad de carne y otros productos procesados en tus menús diarios. De esta forma, será más fácil seguir una dieta sana y equilibrada.

La organización de los menús diarios y la forma de cocinar las recetas también nos ayudará en nuestro objetivo. Tener claro los platos que vamos a preparar hará que no improvisemos y usemos los productos correctos. Y luego, la forma en que cocinemos puede hacer que sean más saludables.

Ensalada de pulpo

Cambio de hábitos en la cocina.

Usar más el cocinado al vapor o a la plancha, o reducir el uso de fritos con grasas saturadas son ejemplos sencillos. En el mercado, podemos encontrar diferentes utensilios de cocina que reducen drásticamente o incluso eliminan por completo el uso de aceites para freír.

Si aún no las conoces, te recomiendo que eches un vistazo a las freidoras de aire, un producto que ayuda a cocinar más saludable y reduce los malos olores.

¿Cómo lo hace? Las freidoras de aire consiguen freír los alimentos mediante la fricción de aire caliente a gran velocidad. De esta forma, reducimos las calorías, las toxinas y conseguimos cocinar más saludable. Además, son más limpias y a la larga resultan más económicas.

Si te animas a probarlas, tenemos ejemplos de recetas clásicas, como las berenjenas fritas con miel o las chips de calabacín I, que admiten este tipo de electrodomésticos.

Chips de calabacín fritas

Como ves, marcarnos como objetivo cocinar más saludable es más que factible. Siguiendo ciertas pautas de compra y modificando algunos hábitos de consumo y cocinado podemos lograrlo. ¿Te animas tú también?

 
Publicado en Consejos y etiquetado , , , .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.