consejos y trucos de cocina

Los nutrientes y su importancia para el organismo

Tras haber hablado en nuestro último artículo de la sección consejos prácticos sobre la planificación de la dieta semanal, no queremos dejar más tiempo sin escribir sobre los nutrientes de los alimentos y la importancia que tienen cada uno de ellos para nuestro organismo, ya que son la base necesaria para que funcione de manera equilibrada.

Desayuno

Entre los nutrientes se encuentran elementos como los hidratos de carbono y grasas, que son los que nos aportan la energía necesaria para realizar las actividades diarias; encontramos también las proteínas, las cuales construyen la estructura del organismo con sus diferentes tejidos; y por último, tenemos las vitaminas y minerales, que son componentes reguladores, ya que permiten a nuestro organismo usar de forma correcta las funciones anteriores.

Como no existe ningún alimento que contenga todos estos nutrientes, la variedad en el consumo de estos será la premisa a seguir para conseguir una correcta alimentación.

A continuación, os mostramos los principales nutrientes y sus características.

– Agua. Probablemente uno de los más importante, ya que alrededor del 60% de nuestro cuerpo es agua. Hay que beber al menos dos litros al día, aunque cuando comemos verduras, frutas o caldos también la estamos consumiendo.

– Hidratos de carbono. Al ser la principal fuente de energía de nuestro cuerpo, su consumo debe representar entre el 50% y el 60% de nuestras calorías diarias (unas 5 raciones). Hay que tener en cuenta, que si se consume más cantidad de la necesaria, se pueden acumular grasas innecesarias. Los hidratos se pueden encontrar en cereales, frutas, legumbres, verduras y hortalizas. Recomendamos siempre los cereales de grano entero o integrales frente a los refinados, ya que son más nutritivos y tienen más fibra.HortoGourmet_desayuno3

– Proteínas. Normalmente, consumimos proteínas de origen animal, aunque lo recomendable es que no supere el 15% del total de nuestras calorías diarias. Están en la carne, huevos y pescado, aunque pueden sustituirse por las de origen vegetal que hay en legumbres o algunos cereales.

– Grasas. Su consumo debe estar en torno al 30% de las calorías consumidas al día, ya que el exceso de grasas de origen animal es perjudicial para el sistema cardiovascular. Por eso, recomendamos dar prioridad a las grasas vegetales, como las de las semillas (calabaza, girasol…) o las del aceite de oliva.

– Vitaminas. Son un elemento imprescindible en una dieta equilibrada, y además cada una juega un papel importante en el organismo: la vitamina A, presente en verduras como zanahorias y pimientos, cuida la piel; las vitaminas del grupo B actúan como protector del sistema digestivo, nervioso e inmunológico, y se encuentran en los lácteos y frutos secos; por último, la vitamina C es un potente antioxidante, y están presentes en los cítricos y otras verduras.

DiaMundialZumo

– Minerales. Los principales son el hierro, que encontramos en las verduras de hoja verde o carne; el calcio, que abunda en los lácteos, semillas y frutos secos; el fósforo, presente en el pan integral o en los huevos; o el sodio.

Después de conocer todas las recomendaciones, ¿crees que sigues una dieta equilibrada?

Anímate y cuéntanos cómo organizas tu alimentación para llevar una dieta sana.

Puedes compartir este artículo o seguirnos en:
0
 
Publicado en Consejos y etiquetado , , , , , , , , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.