Raviolis de espinacas y queso ricotta – RECETA

Receta Raviolis de espinacas y queso ricotta

Raviolis de espinacas y queso ricotta. Poco a poco, vamos a recuperar el ritmo en la sección de recetas de cocina saludables. Por eso, esta semana además del Bellini que ya presentamos, tenemos este plato de pasta casera, que requiere su tiempo de preparación pero que realmente merece la pena. Prepara tus utensilios para hacer pasta, coge el delantal y acompáñame. 

Ingredientes (2 personas).
Para la pasta.

– 250 g de harina tipo 00 (la que se usa para la pasta casera)
– 3 yemas de huevo mediano
– 2 huevos medianos
– Sal (opcional)

Para el relleno de la pasta.

– 200 g de espinacas baby frescas
– 200 g de queso ricotta
– 1 cucharada de piñones
– Aceite de oliva virgen extra

Para degustar el plato.

– Queso parmesano
– 1 cucharada de mantequilla
– Pimienta negra recién molida
– Sal

Elaboración.

Al ser un plato de pasta casera, esta receta de raviolis de espinacas y queso ricotta nos llevará al menos media mañana de preparación más el cocinado del plato en sí. No te eches para atrás por eso, porque el hacer un plato totalmente casero es muy gratificante y no es difícil. Eso sí, para hacer la pasta vais a necesitar una máquina de pasta o como mínimo un rodillo de amasar. Bueno, disponemos los ingredientes para la pasta y los utensilios y empezamos.

Tenemos que preparar la masa para la pasta, así que sobre una superficie plana mezclamos la harina, las yemas, los huevos y una pizca de sal (nosotros no le hemos puesto sal a la masa). Mezclamos con la ayuda de un tenerdor y con las manos hasta que consigamos una mezcla homogénea y lisa. Después, la hacemos bola, la envolvemos en papel transparente y la ponemos en la nevera 1 hora. No dejarla más de 2 horas enfriando.

Raviolis de espinacas y queso ricotta paso 1

Mientras se enfría la masa, podemos preparar el relleno de los raviolis de espinacas y queso ricotta. Primero, lavamos y secamos las espinacas. Después, pelamos los ajos y los doramos con un poco de aove; añadimos las espinacas, salpimentamos al gusto y salteamos. Al cabo de unos minutos, retiramos la sartén del fuego y dejamos escurrir el contenido en un colador. Mientras tanto, doramos los piñones ligeramente de forma uniforme en una sartén con un chorrito de aove y los ajos que ya teníamos.

A continuación, ponemos los ingredientes que estaban escurriendo, los piñones tostados y el queso ricotta en la picadora. Trituramos hasta que quede una mezcla uniforme y sin grumos.

Raviolis de espinacas y queso ricotta paso 4

Cuando saquemos la masa de la nevera, la dividimos en dos bolas pequeñas y comenzaremos a usar la máquina de hacer pasta. Si no tienes máquina puedes hacerlo con el rodillo, pero será más laborioso. Pasamos la masa por la máquina para alisarla y después la plegamos como si fuese un libro. Repetimos la operación 5 veces. Por último, alisamos la masa sin plegarla y ya la tendremos lista.

Raviolis de espinacas y queso ricotta paso 5

NOTA: Es importante que pasemos la masa gradualmente por todos los números de grosor que tenga nuestra máquina. Además, si notas que la masa se pega, no dudes en espolvorear harina.

Una vez que tenemos la lámina, tenemos que cortarla para hacer los raviolis. Existen moldes específicos para esto, pero nosotros no tenemos. Así que, hemos elegido de forma redonda y hemos usado un molde que tenemos para hacer galletas. Cortamos toda la masa procurando que sean número par. Luego, con la ayuda de una manga pastelera o una cuchara pequeña vamos colocando el relleno en el centro de cada círculo de masa. Tapamos con otro círculo y sellamos con la ayuda de un tenedor.

Una vez terminados todos los pasos de elaboración de los raviolis de espinacas y queso ricotta, solo nos queda cocinarlos. Así que, ponemos una olla con agua al fuego y cuando esté caliente, ponemos sal e iremos añadiendo los raviolis por tandas. Nunca todos a la vez para que no se peguen entre sí. Al igual que con los ñoquis que presentamos a finales del año pasado, al principio los raviolis se irán al fondo de la olla. A los pocos minuntos, cuando estén en su punto, flotarán. Los sacamos de la olla y los pasamos a una sartén ya caliente con la mantequilla derretida. Los doramos ligeramente y los servimos en el plato junto con un poco de pimienta negra recién molida y queso parmesano rallado al gusto.

Raviolis de espinacas y queso ricotta

Raviolis de espinacas y queso ricotta HortoGourmet

Y de esta forma terminamos la elaboración de la receta de reviolis de espinacas y queso ricotta. Como ves se trata de un típica receta de cocina italiana en la que pondremos en práctica nuestras dotes amasadoras para luego disfrutar de un sabor fantástico. Espero que te guste el plato y que si te animas a cocinarlo me cuentes tu experiencia.

Raviolis de espinacas y queso ricotta

¡Nos vemos en la próxima receta!

Puedes compartir este artículo o seguirnos en:
0
 
Publicado en Platos principales, Recetas y etiquetado , , , , , , , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.