Cómo planificar la dieta semanal

Esta semana, queremos actualizar nuestra sección de consejos prácticos con un nuevo artículo en el que os damos una serie de pautas sencillas para organizar una dieta semanal sana y equilibrada. Para ello, hay una serie de pasos que tenemos que seguir.

Dieta-semanal

En primer lugar, debemos saber que es recomendable comer 5 veces al día y no saltarse ninguna comida, evitando así picar entre horas o comer demasiado en las comidas principales. Algunos os llevaréis las manos a la cabeza pensando en que son demasiadas comidas, sobre todo para personas que hoy en día casi no están en casa, pero esto se puede conseguir de forma muy sencilla incluyendo varias raciones de frutas en las comidas menos principales.

Otro dato a tener en cuenta, es que la primera comida del día, el desayuno, es la más importante, donde lo ideal es incluir frutas, cereales y productos con calcio para empezar la jornada con energía.

Es importante el pescado, el consumo moderado de carne, restringir al mínimo los azúcares, y por supuesto, incluir toda clase de hortalizas, verduras, frutas, legumbres y cereales en nuestra dieta. Además, no es bueno para la salud ni los excesos ni la carencia de cualquier grupo de alimentos.

A continuación, os detallamos las raciones diarias o semanales recomendadas por cada grupo de alimentos para conseguir llevar una dieta equilibrada.

– Verduras y frutas: Se recomienda consumir al menos 5 piezas al día para que el aporte de vitaminas, agua, minerales y fibra sea el que necesita nuestro organismo.

– Huevos: Se pueden consumir regularmente, 3 ó 4 de media a la semana.

– Arroz, pasta y pan: Son los alimentos que contienen la mayor cantidad de hidratos de carbono, los cuales constituyen la base de nuestro aporte energético, por lo que es aconsejable al menos 5 raciones al día, preferiblemente con arroces y harinas integrales.

– Lácteos, semillas y frutos secos: Nos aportan el calcio que necesitamos y por ello se recomienda tomar entre 2 y 4 raciones diarias de productos lácteos o frutos secos, semillas y alimentos de hoja verde.

– Legumbres: Hay que consumir al menos 2 veces a la semana, ya que aportan proteínas o aminoácidos.

– Carne y pescado: Tenemos que consumir proteína animal de calidad, pudiendo comer carne blanca (pollo y pavo) 2 veces a la semana, mientras que es recomendable sólo una ración semanal de carne roja (cerdo, ternera, buey, cordero).

Por tanto, observamos que para llevar una dieta equilibrada es necesario comer todo tipo de alimentos, pero sobre todo, hay que tener en cuenta que las verduras y frutas deben estar presentes a diario en nuestras comidas.

Puedes compartir este artículo o seguirnos en:
0
 
Publicado en Consejos y etiquetado , , , , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.